Top
  >  Cultura   >  Reconociendo Roma. Parte 1.

En la entrada anterior anterior les hablé de mi llegada a Roma, el lugar donde viví durante un mes y lo preparada que estaba de comenzar este viaje. Como mi objetivo principal era tomar clases de italiano, las cuales comenzaban el 4 de septiembre, tenía 3 días para seguir  reconociendo Roma.

Reconociendo Roma

El 1 de septiembre me desperté con un malestar de gripa terrible, dolor de garganta, congestión, dolor de cabeza… en fin, no quería levantarme de la cama. Pero era más fuerte el deseo de salir a caminar en mi ciudad preferida que tomé fuerzas, tomé un buen desayuno italiano y salí, primera parada la farmacia y así comencé el camino.

Caminé por toda la Via del Corso, una de las calles principales de la ciudad que atraviesa todo el centro histórico de Roma, desde Piazza Venezia hasta Piazza del Popolo. Esta calle también es famosa por acoger el centro de compras de la ciudad y se destaca por llevar la parte más antigua de Roma a la más nueva. Siguiendo este camino uno se puede desviar por pequeñas callecitas que lo llevarán a los sitios más turísticos de Roma, de los cuales hablaré más adelante.

La Bocca della Verità

Una vez hice este recorrido, ida y vuelta, tomé un autobus para ir hasta la Bocca della Veritá (Boca de la Verdad), monumento antiguo en forma de máscara de mármol que está situada en la iglesia de Santa María in Cosmedin, esta escultura data del siglo I. Es famosa principalmente porque se dice que identifica a quien está faltando a la verdad, si metes tu mano dentro de la boca de la estatua no pasará nada si dices la verdad.

39318740511_6d1676e14f_z

Bocca della Verità

Trastevere

Siguiente parada, Trastevere, uno de los barrios más agradables de Roma. Tiene un aire bohemio y tranquilo, aunque tiene mucha vida nocturna, aquí se encuentra la Basílica di Santa Maria in Trastevere. Es un barrio lleno de callecitas que esconden construcciones medievales, pequeñas iglesias, tiendas de artículos únicos, además se pueden encontrar muchos restaurantes notables por su espectacular comida tradicional romana. Su nombre se debe a que se encuentra detrás del Tíber, que en italiano se podría decir «dietro il Tevere» y de ahí Tras-Tevere.

Torre Argentina

Dirigiéndome una vez más hacia el centro, fui al Largo di Torre Argentina, que es una plaza en el centro histórico que contiene las ruinas de 4 templos romanos, restos del Teatro de Pompeyo y el antiguo Campo di Marte. «El nombre de la plaza viene de la Torre Argentina, que toma su nombre de la ciudad de Estrasburgo, cuya denominación original era Argentoratum. La otra torre de la plaza no es la que da el nombre al lugar, sino la medieval Torre del Papitto («Torre del pequeño papa»), atribuida por la tradición al antipapa Anacleto II Pierleoni, que según se decía no era una persona alta». [1]

Además de las ruinas históricas, dentro de la plaza se encuentra el Santuario de Gatos Largo Argentino,, que es un refugio de gatos sin hogar. A este lugar se puede entrar sin costo aunque sus voluntarios piden donativos para mantener a estos mininos que por cierto abundan por toda Roma.

Y por ese día había terminado la mitad de mi camino turístico… Roma no es una ciudad para conocer de una manera diferente a caminar, hay que recorrer los pasos de tanta historia.

Continuará en la próxima entrada Reconociendo Roma Parte 2

Fotos: © Todos los derechos reservados. Todas las fotos de este post son de mi autoría

Publica un comentario

1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Powered by
Bitnami