Top
  >  Cultura   >  Algunos consejos prácticos para tu primer viaje a Roma

Cada año llegan a Roma millones de turistas de todo el mundo para admirar los tesoros, las obras de arte y la arquitectura de una de las ciudades más bellas del mundo. Pero justo por la misma grandeza y el gran número de lugares por visitar, Roma es una ciudad que puede confundir a un turista en su primera visita. Estos son algunos Consejos prácticos para tu viaje a Roma que te ayudaran a orientarte y a disfrutar de la legendaria Ciudad Eterna.

Planificar el viaje a Roma

Ya que Roma es una ciudad que atrae un gran número de turistas, es importante planificar con cuidado las fechas de la estadía. Los mejores periodos son primavera (abril o mayo) u otoño.

24127981497_a3d4145ab6_o-2En estos periodos el flujo de turistas en la ciudad es importante pero no caótico y el tiempo todavía te regalara bellísimas jornadas. El clima en la Ciudad Eterna, de todas maneras es generalmente medio y en invierno la temperatura no baja casi nunca de cero.

En los meses de julio y agosto el bochorno del verano y el gran flujo de turistas, pueden convertir la estadía en una situación pesada y oprimente, pero este es el periodo del año en el cual la ciudad casi se vacía por las vacaciones de los habitantes, con una sucesiva disminución del tráfico y el transporte en la ciudad se vuelve más sencillo.

En julio en particular, es organizado «L’estate romana» (el verano romano), una celebre manifestación cultural, que consta de diferentes eventos, conciertos y atracciones de diferentes géneros que encienden la actividad en diferentes partes de la ciudad incluidos lugares monumentales como Castel Sant’Angelo. Si puedes permanecer una semana, las cosas para ver no te faltarán, y te parecerá que te vas muy rápido, pero si tienes poco tiempo a disposición, intenta dedicar a Roma al menos 4 días. Si intentas visitarla en dos días no harás otra cosa que correr locamente de un puesto a otro con la sensación de haber visto muy poco y mal.

Después de todo Roma no fue construida en un día y no puede ser vista en el mismo tiempo.

Llegar a Roma

El principal aeropuerto romano Leonardo Da Vinci (Fiumicino) se encuentra a 34 Km aproximadamente de la ciudad, al interno del aeropuerto hay un tren llamado Leonardo Express que te llevará directamente a la estación central Roma Termini. El segundo aeropuerto de la capital es Ciampino y es particularmente activo para vuelos LowCost y tiene servicios económicos que también lo conectan con Roma Termini 24/24.

38438844675_b7cb39b1c7_o-2Desde la Estación Termini tendrás a disposición diferentes lineas de bus para llegar a cualquier punto de la ciudad y sobre todo encontrarás la estación del Metro que te llevará velozmente al centro histórico. Si tienes mucho equipaje y puedes concederte alguna comodidad, el taxi es una cómoda alternativa, pero para evitar desagradables sorpresas te aconsejo elegir aquellos de color blanco que tienen el taxímetro regulado.

Si decides llegar en carro, recuerda que las calles de Roma son muy complicadas de memorizar aunque tengas un mapa, el trafico es siempre caótico y en el centro histórico esta prohibido el acceso a los carros en las horas diurnas. Recuerda que para moverte de un extremo al otro de la ciudad necesitaras algunas horas, en cambio con el Metro lo podrás hacer en minutos.

Dormir en Roma

Para entrar de lleno en la atmósfera de la ciudad, te aconsejo que elijas un hotel en el centro histórico, aquí se concentran la mayoría de los sitios turísticos de la ciudad, obviamente, el costo del hospedaje aumentará en cuanto más te acerques al corazón de la ciudad.

El área entre la parte occidental del río Tiber y la estación Termini es suficientemente grande para ofrecerte una amplia oferta hotelera entre costos y gustos. Ten en cuenta que las distancias en el mapa pueden parecer más cortas de lo que realmente pueden ser.

Algunos hoteles de esta zona pueden ser muy lujosos, pero puedes encontrar también una gran variedad de albergues familiares de bajo costo o hostels. Otra alternativa es buscar un hotel en la zona periférica de la ciudad, lo importante es que esté bien conectado con los buses o el Metro.

Comer en Roma

Encontrar un buen lugar para comer es seguramente una de las cosas por las cuales no debes preocuparte en la Ciudad Eterna. Roma tiene una gran variedad de restaurantes, pizzerías y fast food, algunos de estos no tan económicos si se encuentran cerca de un monumento histórico.

Las pizzerías al corte (Pizzerie al Taglio) muy típicas de la capital, pueden ser una opción económica y fácil para el almuerzo. Para la cena, toda el área que va desde el Pantheon hasta el Tiber es un amplio laberinto de calles y esquinas llenas de pequeños y grandes restaurantes. Algunos de esos pueden parecer las clásicas trampas para turistas pero como podrás notar también son concurridas por los mismos ciudadanos romanos.

Te aconsejo pasar un bella noche tomando unas cervezas en el barrio pintoresco de Trastevere o en el «Campo dei Fiori» o cenar en una típica Trattoria Romana en el barrio Testaccio. Recuerda que en época de verano, los restaurantes pueden estar abiertos hasta bien entrada la noche.

Explorar Roma

Coge un mapa de Roma y dibuja un área que vaya desde Piazza di Spagna en alto, la Estación Termini a la derecha, el Aventino abajo y Piazza Navona a la izquierda. Aproximadamente tres cuartos de los puntos turísticos para ver los encontrarás en este diamante y aunque parezca pequeña, necesitaras al menos dos días para recorrerla. Fuera del diamante, quedarán, de todas maneras, lugares que para todo turista son importantes, como San Pietro, Castel Sant’Angelo y Villa Borghese, todos, lugares fácilmente alcanzables con el Metro.

38105647705_88e2ddf75e_o-2

Roma es una ciudad que se disfruta con calma, como una copa de vino robusto. Intenta planificar la visita antes de ir. Elije una pequeña área para visitar cada día, deja tiempo para relajarte y disfrutar del panorama mientras comes un helado a la sombra del Colosseo.

Finalmente, te aconsejo dejar los monumentos más cercanos a tu hotel para ver de último, porque en el caso que el tiempo a disposición comience a faltar serán más fácil de visitar. En el peor de los casos, si no alcanzas a ver todas las maravillas de Roma, no desesperes, no olvides tirar una moneda de espaldas en la Fontana di Trevi antes de irte. Una leyenda cuenta que en este caso, tu retorno a la Ciudad Eterna estará asegurado.

Lee también Mis primeros días en Roma

Links utiles:

Publica un comentario

1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Powered by
Bitnami