Top
  >  Cultura   >  Los gatos de Roma
Los gatos de Roma © Juana Vélez A

La presencia del gato en Italia es muy antigua. Se han descubierto monedas del año 500 a.C., en las que los fundadores de importantes colonias se ilustraron con la figura de un gato. Hoy en día los gatos de Roma son más de 180.000 y están protegidos por ley. Son los únicos seres vivientes a los que se les permite subirse a las ruinas romanas.

Los gatos de Roma - Museos Vaticanos © Juana Vélez A
Los gatos de Roma – Museos Vaticanos © Juana Vélez A

Un poco de historia de los gatos de Roma

La Ciudad Eterna está caracterizada por un antiguo amor por los gatos que se remonta a la Roma Imperial, cuando el gato era considerado una mascota y un fiel compañero en la vida terrenal y ultraterrena. Muchos nombres y apellidos en la antigua Roma derivaban de la palabra «gatto» en latín. También el culto a la diosa Isis (protectora de los animales y especialmente del felino), a la que se dedicaban templos en todas las ciudades del Imperio ayudaba a fortalecer el amor por el gato como animal sagrado e importante. A lo largo de los años, también se han dedicado poemas a los gatos de Roma.

Aún hoy en día Roma sigue dedicando mucho cuidado y atención a sus habitantes felinos. Caminando por la ciudad desde el centro hasta las afueras se encuentran varias colonias de gatos protegidos y cuidados por ciudadanos amantes de los animales.

Lee también Mi viaje por Italia

Colonia felina de Torre Argentina

La más grande y quizás la más famosa de la ciudad es la que se encuentra en las hermosas excavaciones arqueológicas del Largo di Torre Argentina en el centro de Roma. Una zona sagrada con una historia milenaria ya que aquí se encontraba el Teatro y la antigua curia de Pompeyo.

Inmerso entre las ruinas de los antiguos templos encontramos un gran grupo de gatos. De hecho, es a partir de 1929 (año en el que vinieron a la luz las ruinas del Largo di Torre Argentina) que los gatos callejeros de la capital comenzaron a encontrar refugio entre los antiguos templos y muchos romanos iniciaron la costumbre de traer aquí los gatos abandonados. Los «gattari» (personas amantes de los gatos) de Roma, son ciudadanos apasionados por estos maravillosos animales y dispuestos a dedicarles su tiempo y atención.

Visita www.gattidiroma.net

Los gatos de la piramide

Otro lugar encantador donde se pueden conocer gatos protegidos y cuidados por voluntarios es el «cimitero acattolico» o «cementerio inglés» situado cerca de la Pirámide Cestia en el distrito de Testaccio. Un lugar mágico y quizás poco conocido en la capital que alberga, entre otros, las tumbas de los poetas John Keats, Percy Shelley, Antonio Gramsci y uno de los cinco hijos de Goethe. Con su espectacular vista de la Pirámide, algunas maravillosas esculturas y el silencio que la impregna, es definitivamente un lugar para visitar. Paseando por entre las tumbas te encontrarás con muchos gatos y en la entrada del cementerio puedes hacer una oferta para apoyarlos.

Visita www.igattidellapiramide.it

Los gatos de Roma © @igattidellapiramide Facebook
Los gatos de Roma © @igattidellapiramide Facebook
Si eres amante de los gatos, Roma es una ciudad perfecta para encontrarlos. Te acompañarán en todas tus caminatas por las calles romanas y además podrás apadrinar algunos de ellos y así ayudar a la conservación y mantenimiento de su salud y alimentación.

ÚLTIMAS ENTRADAS

Publica un comentario

1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Powered by
Bitnami