Top
  >  arte   >  La «Última Cena» de Leonardo da Vinci – Sitio UNESCO

La Iglesia Dominicana y el Convento de Santa Maria delle Grazie con la Última Cena de Leonardo da Vinci en Milán forma parte integrante de un conjunto arquitectónico, iniciado en Milán en 1463 y reformado a finales del siglo XV por Bramante. En la pared norte se encuentra la Última Cena, una obra maestra sin comparación pintada entre 1495 y 1497 por Leonardo da Vinci, cuyo trabajo fue introducir una nueva era en la historia del arte.

Este es el tercer artículo de una serie de 55 entradas dedicadas a los 55 sitios italianos declarados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Mi intensión es que conozcas cada rincón del país más hermoso del mundo y quiero hacerlo a través de su patrimonio.
1980 Il ‘Cenacolo’ di Leonardo da Vinci – Sito UNESCO – MiBACT y RAI Storia

Cinco siglos. Han pasado más de quinientos años pero la curiosidad y la emoción que se liberan en este lugar no han cambiado, aquí en esta basílica que por voluntad de Ludovico il Moro, Bramante la hizo magnífica, casi escondido en una modesta pared del refectorio del convento dominicano nos espera una maravilla absoluta.

¿Con qué ojos lo observarás?

Con los del genio que la creó y que quiso fijar un solo momento, el momento preciso en que los doce apóstoles escuchan a su maestro pronunciar las palabras: «uno de vosotros me traicionará».

Los del estudiante de arte encantado por la técnica excepcional, por el uso de la perspectiva y la luz que prolongan el ambiente real en el figurativo, por los paisajes matizados e inacabados, por la fugacidad evasiva de la expresión de los rostros, de los gestos.

Serán quizás los ojos del devoto extasiado por la representación del episodio de la Última Cena tan íntimamente ligado al misterio de la fe cristiana.

Los ojos curiosos de los que han recogido las muchas leyendas que han florecido en esta obra, el cuchillo, el rostro femenino, el cáliz desaparecido.

O quizás serán los ojos del restaurador que podrá darle nueva vida limpiándola con infinita paciencia, recuperando los colores originales.

O el historiador del arte que se conmoverá ante la revelación del cielo crepuscular de nuevo.

Porque esta obra sublime, esta gran idea, esta representación excepcional de las motivaciones del alma a escala monumental, primer acto de arte moderno, nunca se detendrá en dar emoción al mundo entero.

La anterior es la traducción de la descripción del video de la campaña del Ministerio de bienes y actividades culturales y de turismo en Italia

¿Dónde esta?

En la pared norte del refectorio se encuentra «La Última Cena», pintada entre 1495 y 1497 por el genio Leonardo da Vinci. El cuadro es considerado una obra maestra mundial que marcó un punto de inflexión en las artes pictóricas, en particular por haber cambiado la interpretación clásica de la composición y por haber representado a Jesús entre los doce apóstoles inmediatamente después de su anuncio de que algunos de ellos lo traicionarían.

Es el momento más dramático de la Última Cena. Cuando cada apóstol se pregunta a sí mismo, y pregunta a los demás, quién puede ser el traidor.

Leonardo se centra en el efecto que las palabras de Jesús provocan en los apóstoles, en su reacción. Y para pintar pensamientos y emociones utiliza gestos y actitudes.

La novedad y originalidad de la representación radica, por tanto, en la descripción pictórica de la reacción que cada uno de los apóstoles tiene ante las palabras de Jesús, además del extraordinario uso de la luz y la perspectiva.

El trabajo se realiza con una técnica pictórica diferente a la del fresco tradicional, que requería rapidez de ejecución. Para que la aplicación del color se completara antes de que el yeso se hubiera secado, asegurando así la durabilidad de la pintura. En la Última Cena, en cambio, Leonardo aplicó sobre una doble capa de yeso sobre la pared de yeso el temple mezclado con óleo.

Esta forma de proceder permitió al artista obtener cualidades más refinadas del claroscuro, retocar y modificar la obra día tras día sobre la base de otro replanteamiento; sin embargo, por esta misma razón, el fresco era mucho más vulnerable a los daños del tiempo. Por las mismas razones, los diversos intentos de retirar la pintura de su ubicación original sin dañarla permanentemente han permanecido siempre sin terminar.

Si quieres tener más información sobre este lugar y cómo visitarlo, visita su pagina oficial

Fuentes:

Traducción: Juana Velez Alarcón

Photo Credit: Juana Velez © Todos los derechos reservados.

Lee más sobre Leonardo da Vinci

ÚLTIMAS ENTRADAS

Publica un comentario

1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Powered by
Bitnami