Top
  >  Italiano   >  ¿Por qué me enamoré del idioma italiano?

¿Por qué me enamoré del idioma italiano? Es una pregunta que me han hecho muchas veces, que yo me he hecho muchas veces y no encuentro las palabras para explicar este gran amor qué siento por el italiano e Italia desde hace más de 10 años.

La vida me ha ido llevando en el mundo del idioma y la cultura italiana tanto que se está convirtiendo en mi día a día y ahora es mi trabajo.

En el 2017 encontré un video en Facebook con un título bastante llamativo, “Falling in love with the italian language”. Fueron 13 minutos donde una mujer explicó con las palabras más exactas lo que yo siento por este hermoso idioma. La entrevista era producto del lanzamiento de un libro llamado “In altre parole” (En otras palabras). Y así conocí a Jhumpa Lahiri.

Pero ¿quién es Jhumpa Lahiri?. Es una escritora estadounidense, de padres Bengalíes, que a la edad de 2 años se fue a vivir a Rhode Island (USA), se convirtió en escritora y en el año 2000 recibió el Premio Pulitzer por su primer cuento “Interprete de emociones”, y que en el 2015 escribió su primer libro en italiano llamado “In altre parole” que luego fue traducido al inglés. Ir a In altre parole, Jhumpa Lahiri, 2015.

En este libro cuenta en pequeños relatos qué significa para ella el idioma italiano, lo compara con los otros idiomas que habla, cuenta esa historia de amor con la cual me identifico en un 100%. Ella pudo hacer algo que ni yo misma pude hacer: responder a la pregunta ¿Por qué me gusta tanto el italiano, si no tengo ni tuve antes un vínculo con él más que 3 días en Roma? (aclaro que ya había comenzado a tener este sentimiento antes de ese viaje)

“Non avrei bisogno di conoscere questa lingua. Non vivo in Italia, non ho amici italiani. Ho solo il desiderio. Ma alla fine un desiderio non è altro che un bisogno folle. Come in tanti rapporti passionali, la mia infatuazione diventerà una devozione, un’ossessione. Ci sarà sempre qualcosa di squilibrato, di non corrisposto. Mi sono innamorata, ma ciò che amo resta indifferente. La lingua non avrà mai bisogno di me”

“Yo no tendría que saber este idioma. No vivo en Italia, no tengo amigos italianos. Sólo el deseo. Pero al final, el deseo no es más que una necesidad loca. Como en tantas relaciones apasionadas, mi entusiasmo se convertirá en una devoción, una obsesión. Siempre habrá algo desequilibrado, no correspondido. Me enamoré, pero aquello que amo permanece indiferente. El idioma nunca me necesitará”

En otras palabras

Lo que Lahiri describe en el párrafo anterior es su relación inicial con el idioma la cual no siente correspondida, es obsesiva y desequilibrada. ¿Por qué? Porque no puede manejarlo como una persona nacida en Italia, porque no es como su lengua materna (que es el bengalí y el inglés) y que no siente el mismo amor por estas que por el italiano, se pregunta ¿Por qué me enamoré del idioma italiano?

Al igual que ella yo amo Roma, he leído tanto sobre su historia a través de los libros, que siento que ya la conozco como si viviera allí. En mis planes de visitarla por largo tiempo, muchos me aconsejaron ir a otras ciudades menos caóticas, más tranquilas y llenas, obviamente de tesoros que ver. Pero tenía la necesidad reconocerla a través de mis ojos, así como la he conocido en detalle a través de los libros. (Lee Pequeños consejos prácticos para tu primer viaje a Roma). Respecto a esto, Lahiri escribe:

“Scelgo Roma. Una città che mi affascina fin da piccola, che mi conquista subito. La prima volta che ci sono stata, ho provato un senso de rapimento, un’affinità. Mi sembrava di conoscerla già. Sapevo, dopo solo un paio di giorni, di essere destinata a vivere lì”

“Elijo Roma (ella decide irse a vivir a Roma con su familia). Una ciudad que me fascina desde la infancia, me conquista de inmediato. La primera vez que estuve allí, tuve una sensación de éxtasis, una afinidad. Parecía que ya la conocía. Supe que, después de sólo un par de días, estaba destinada a vivir allí “

Soy una lectora empedernida. De los libros que leo al año el 60% son en italiano. ¿Por qué? Porque no quiero olvidarme de nada de lo que he aprendido estos últimos años del idioma, no quiero que ninguna palabra, forma gramatical, forma de decir, etc., se vayan de mi memoria. Y cada error que cometo, es para mí como una puñalada en el corazón, una traición a mi pasión. Nuevamente leyendo a Lahiri, encuentro el mismo sentimiento:

“Leggere in un’altra lingua implica uno stato perpetuo di crescita, di possibilità. So che il mio lavoro, da apprendista, non finirà mai. […] Leggere in italiano mi provoca una brama simili (a essere innamorata). Non voglio morire perché la mia morte significherebbe la fine della mia scoperta della lingua. Perché ogni giorno ci sarà una nuova parola da imparare. Così il vero amore può rappresentare l’eternità”

“Leer en otro idioma implica un estado de crecimiento perpetuo, de posibilidades. Sé que mi trabajo, como estudiante no tendrá fin. […] Leer en italiano me provoca un anhelo similar (al de estar enamorada). No quiero morir, porque mi muerte significaría el final de mi descubrimiento del idioma., debido a que todos los días habrá una nueva palabra para aprender. Así que el amor verdadero puede representar la eternidad”

Así que me enamoré del italiano

Sin alejarnos del párrafo anterior, ¿qué es lo que me hace seguir intentando acercarme al italiano y perfeccionarme en él? Pues es como un reto, mi reto ha sido hablar perfecto el italiano, como si conociera sus calles secretas, sus niveles escondidos, esa parte subterránea (como todo lo que hay escondido debajo de Roma). Y ¿para qué quiero hablarlo?, para sentirme cada vez más cerca de mi amor. Y una vez más Lahiri habla por mi:

“Se fosse possibile colmare la distanza tra me e l’italiano, smetterei di scrivere in questa lingua”

“Si fuera posible reducir la brecha entre el italiano y yo, dejaría de escribir en este idioma”

Es decir, aunque mi meta sea el 100% el día que lo alcance ya no tendría más motivos para estudiarla y a su vez, su cultura.

Así que por ahora seguiré en este romance, y agradezco a la casualidad de haber encontrado estas palabras que describen tan a la perfección mi relación con el italiano, pero al final de estas palabras, entiendo que sólo pude explicar el cómo, ¿cómo me enamoré del italiano? Y es la mejor respuesta que puedo darle a quienes me preguntan.

Y así nació Italiano al Caffè, un proyecto que me permite compartir con el mundo esta pasión y quizás tú que estas leyendo esto puedas entender tu propia pasión, no hay una razón para ello, tú eres la razón. Lee Sobre mí

Y a ti, ¿por qué te gusta el idioma italiano? déjame tus comentarios y compartamos esta bella pasión.

Aviso: Esta entrada del blog contiene enlaces de afiliados, lo que significa que si decides comprar algo usando uno de estos enlaces, yo podría ganar una pequeña comisión sin costo adicional para ti.

Comentarios

  • octubre 3, 2019

    Es un amor inexplicable, lo siento en mi desde pequeña! Tal vez se quedo impregnado en mi de alguna otra vida.

    Responder...
  • Monica

    octubre 4, 2019

    No tengo familia italiana, desciendo de inmigrantes españoles, pero amo profundamente Italia, su cultura , su idioma,
    Cursando la escuela secundaria, descubrí el Renacimiento, y fue un amor a primera vista, conocí Roma, y su caótico desorden era lo que imaginaba, realmente me sentí en casa, si, como si en vidas pasadas yo hubiese habitado allí. Pero…fui a Toscana y encontré el verdadero amor…., no olvide Roma, porque es el camino para llegar a la ciudad que más amo., ahora, ya en mi madurez, comencé a estudiar italiano, es un día a día, palabras nuevas, expresiones desconocidas, verbos imposibles de recordar y conjugar, seguiré, buscando día a día ese idioma y esa cultura apasionante!!!, Italiano! Che Passione!!

    Responder...
      • Rodrigo Vélez

        octubre 5, 2019

        Apenas inicio en el italiano, yo estudiaba otro idioma, sin embargo el italiano es para mí como recorrer Italia con la mente. Tiene cierta semejanza con la forma de hacer sentir la vida en algunos países hispanoparlantes pero el italiano tiene un aroma, un perfume que nunca había percibido. Es un sentimiento especial. No es fácil definirlo.
        ~ Rodrigo Vélez. ~

        Responder...
  • Silvia

    octubre 4, 2019

    Creía que era la única persona que se sentía igual, que no podía explicar con palabras lo que siento por el italiano y la misma Italia … sin ningún vínculo familiar o personal… simplemente es Italia… que te enamora, que su idioma es como un murmullo al corazón…. mi sueño más especial es poder escuchar de mi propia voz la maravilla de esta lengua.

    Responder...
  • diciembre 13, 2019

    Yo lo encontré por casualidad, quería estudiar un idioma y era el que tenía el horario que me venía bien así que aquí estoy después de cinco añitos y sólo puedo decir cómo dicen en mi tierra que este idioma “tiene duende”.

    Responder...
  • agosto 7, 2020

    Que hermoso lo que acabo de leer. Mi acercamiento a la lengua italiana, su cultura y su historia, comenzó a través de los libros, el primer libro que leí fue historico: “La vida de los doce Cesares” de Suetonio, de ahí seguí con la lectura, documentandome en cualquier forma posible a cerca de ese país, e incluso los deportes y uno de mis equipos favoritos es la Juve del Calcio italiano.
    No conozco Italia, pero es como si la conociera por todo lo que he leído, tengo un sólo amigo italiano por Face, se llama Sebastiano Detori y es de Cagliari. Me enriquece el espíritu ver su arquitectura, su pintura y escultura de los grandes maestros.
    En fin, que más te puedo comentar. Para mi Italia como México es un amor.

    Responder...
  • Noe

    agosto 20, 2020

    Me ha encantado leer tu artículo y ver que no soy la única que se siente así. Yo vivo mi pasión un poco a escondidas, en el sentido de que todos saben que me encanta el italiano, que he alcanzado la fluidez verbal en muy poco tiempo, que he hecho amigos italianos, que escucho mucha música italiano y leo prácticamente solo en ese idioma, pero nadie sabe lo que siento en realidad porque estoy segura de que me tratarían de loca (y quizá tengan razón).
    A veces me siento optimista, viendo todo lo que he aprendido en poco más de un año, pero también a veces me desanimo un poco porque me parece imposible llegar a dominar una lengua extranjera, sobretodo sin poder ir a vivir al país en el que se habla. Y creo que todos los fines de semana y vacaciones en que me pueda escapar me sabrán siempre a poco.

    Responder...

Publica un comentario

Abrir chat
1
Hola 👏 Bienvenid@ a Italiano al Caffè cuentame como puedo ayudarte...
Close Bitnami banner
Bitnami